mundocuriosity.com

Graban a gigante tiburón prehistórico en las profundidades del océano

Por Luis Fernández del Amo
lunes 08 de julio de 2019, 18:51h
El cañabota gris posee características de los primeros ancestros de tiburones. Los científicos calculan que no ha tenido cambios significativos en los últimos 200 millones de años.
Un equipo de biólogos marinos de la Universidad Estatal de Florida (EE. UU.) viajó a las Bahamas para hacer algo que nunca antes se había logrado: adentrarse en aguas profundas para etiquetar al cañabota gris, un tiburón que se ha mantenido prácticamente sin cambios durante 200 millones de años.

La cañabota gris (Hexanchus griseus), a diferencia de sus parientes más evolucionados, posee seis branquias en vez de cinco. Se trata de una característica primitiva propia del Jurásico temprano, cuando los ancestros de los tiburones evolucionaron por primera vez.

Además, sobre la base de los fósiles de aquellos tiburones prehistóricos, la cañabota gris ha cambiado muy poco.

Los ‘seis branquias’, como los llaman los científicos, habitan las profundidades del océano, donde los rayos del Sol no logran penetrar. El estilo de vida de este escualo sigue siendo un misterio, como muchas criaturas de aguas profundas, señala ScienceAlert.

Antes, los científicos lograron sacarlos a la superficie para etiquetarlos y rastrearlos, pero esta acción pudo desorientarlos y hasta dañarlos, debido a que se han adaptado a la oscuridad y dinámica de las aguas profundas (hasta 2500 metros bajo el nivel de la superficie). Solo cuando anochece, este tiburón entra en aguas menos profundas para alimentarse.

El equipo de científicos viajó a bordo del barco de investigación OceanX Alucia para bajar en un sumergible y encontrarse con la cañabota gris en su hábitat.

Esta es una especie de tiburón grande: crece hasta 8 metros de longitud, con cuerpo ancho y ojos verdes luminosos, que habitan en las profundidades de los mares templados y tropicales. Así como sus parientes, se dedica a cazar presas vivas y también se alimenta de los cadáveres que caen del lecho marino. Además utiliza sus dientes de sierra para arrancar trozos de carne.

Frente a la costa de Cabo Eleuthera, equipo de investigadores realizó la inmersión de cientos de metros con cajas de cebo para atraer a un ejemplar y etiquetarlo con un dispositivo GPS.

La organización OceanX relató la experiencia en su blog:

“La primera noche hubo cañabotas grises en todas partes. Alineamos el tiro, disparamos la etiqueta... y rebotó en la piel de la hembra. En la noche dos, hicimos los ajustes necesarios... pero no aparecieron tiburones. Noche tres: los tiburones habían regresado y estábamos muy emocionados, [dispararon la etiqueta] pero desafortunadamente un gran mero se cruzó y se etiquetó".

Los persistentes científicos tuvieron éxito la cuarta noche. Marcaron un cañabota macho grande. El momento fue captado en el siguiente video:

“Esto es histórico por una variedad de razones”, indicó la organización.

“Ahora que hemos comprobado que este método puede funcionar para el cañabota gris, podemos conocer el misterioso mundo que habitan en aguas profundas y obtener información importante sobre su movimiento y comportamiento”, anotó OceanX.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios